Decorar tazas con rotulador permanente - DIY



    La idea de decorar tazas con rotuladores permanentes surgió un día de invierno lluvioso en el que no se podía hacer nada más que quedarse en casa. Lo que sucede es que cuando en casa hay niños, un día entero se les puede hacer eteeeeerno y lo mejor es buscarles algo con lo que entretenerse. Como amantes que somos del DIY, que mejor que buscar alguna actividad creativa que pudieran hacer ellos mismos. Lo único que necesitábamos era pensar en los materiales que teníamos en casa y ponernos manos a la obra.

     Fue sencillo llegar a la conclusión de que ese día era el ideal para iniciarnos en la decoración de unas tazas para el desayuno, que cada uno personalizaría según su edad, gustos, imaginación y destreza.  Es importante no poner nunca límites a creatividad, cada uno debe expresarse libremente y todo resultado es válido.

    Teníamos en casa media docena de tazas blancas de porcelana que nos habían regalado con el logo de una empresa por un lado, pero que estaban totalmente limpias por el resto y unos rotuladores permanentes de varios colores, así que ya contábamos con la materia prima de la que partir.


Tazas decoradas con rotuladores permanentes




PASOS PARA DECORAR UNA TAZA DE PORCELANA CON ROTULADORES


1. MATERIALES que necesitamos:

     1. Taza de porcelana
     2. Rotuladores específicos para porcelana
     3. Algodón y alcohol
     4. Horno doméstico



2. PASOS a seguir:

- Limpiamos muy bien la taza antes de comenzar nuestro trabajo. Es recomendable pasar por toda la superficie un algodón con alcohol. También es el momento de eliminar cualquier pegatina (por ejemplo, la del precio) que pudiera estar pegada en la superficie.

- Pintamos directamente sobre la taza con nuestros rotuladores. Si nos equivocamos no pasa nada porque  podemos "borrar" lo que no nos gusta con un algodón impregnado en alcohol. Si lo que queremos es borrar el diseño completamente podemos lavar la taza con agua y jabón y empezar de cero nuestro trabajo.
   Es recomendable ensayar previamente nuestro diseño en un papel, especialmente si nos somos muy diestros dibujando. Además, tendremos que tener en cuenta la dificultad que conlleva dibujar sobre una superficie curva.

- Dejamos secar nuestro diseño al menos durante 4 horas antes de meterlo en el horno.

- Horneamos la taza pintada en el horno de nuestra casa. Seguiremos, para ello, las indicaciones del fabricante de rotuladores para porcelana que nos dirá el tiempo y la temperatura especifico de horneado.
   En lineas generales los pasos a seguir sería los siguientes: introducimos las tazas directamente sin pre-calentar previamente el horno, de este modo evitaremos un excesivo contraste de temperatura que podría dañar la taza. El tiempo de horneado dependerá del tipo de rotulador que utilicemos y puede variar entre 30 y 90 minutos a una temperatura de 160-180 ºC. Transcurrido este tiempo apagamos el horno y dejamos enfriar las tazas en el interior del mismo. 

   ¡Ya estamos listos para ver el resultado!



Esta taza la decoró uno de mis hijos para regalárselo a su profesora al finalizar el curso.



3. VENTAJAS:


- Este DIY resulta muy económico. Solo necesitas una taza básica y rotuladores.

- Puedes realizar detalles muy personales diseñados por ti mismo.

- Desarrolla tu imaginación y creatividad. Si no eres muy bueno dibujando siempre puedes buscar inspiración en Pinterest, utilizar plantillas-stencil, escribir textos con diferentes tipografías, frases,  citas o mensajes,etc.

4. CONSEJOS (basados en nuestras experiencias):

- Elige bien los rotuladores, tienen que ser específicos para porcelana. Si utilizas rotuladores permanentes es muy posible que , a pesar de haber horneado la taza, el dibujo desaparezca con los lavados. Los rotuladores para porcelana son más resistentes y ofrecen una gran variedad de colores.

- Antes de introducir las tazas en el horno revísalas muy bien porque cualquier pequeña mancha, al meterlo en el horno, se fija a la superficie y estropea nuestro trabajo.

- Ten en cuenta que algunos rotuladores pueden cambiar de color cuando los horneas. Nos pasó a nosotras la primera vez... el color rojo del rotulador permanente, una vez horneado se convirtió en una especie de marrón ¡vaya chasco!. Pero una vez que hemos comenzado a utilizar rotuladores para porcelana ya no hemos vuelto a tener ninguna "desagradable" sorpresa.

Pintar tazas nos encanta... ¡Ya verás como te pasa lo mismo!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te pierdas nada... Recibe nuestras entradas en tu email

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...